MEJORAR TU ESTILO: ASÍ ES UNA ASESORÍA DE IMAGEN

ASESORÍA-IMAGEN-REKA

Cómo tener más confianza en ti misma, mejorar tu estilo y verte más atractiva

¿Alguna vez has querido mejorar tu estilo? Quiero mostrarte cómo es una asesoría de imagen. Conocerás a mi clienta Réka Nikoletta, coacher en liderazgo: verás cómo hemos trabajado juntas y escucharás su testimonio. Así que dentro vídeo!

 

Réka es coacher en liderazgo. Trabaja en comunicación continua y directa con clientes que asisten a sus charlas y cursos de coaching presenciales y online. Además, para ampliar su red de contactos, cada semana necesita acudir puntualmente a varios eventos de networking.

Como te explicaba en uno de mis artículos anteriores, cuando vendes un servicio o un producto, la persona que te escucha también te considera parte de lo que vendes. Por tanto tu imagen tiene que comunicar los valores de tu actividad.

¿Qué necesitaba Réka?

Primero de todo Réka necesitaba transmitir confianza, seguridad y profesionalidad: conseguir que sus potenciales clientes, al escucharla, pensasen: “¡Ésta es la persona que estoy buscando!”.

De hecho, podrás comprobar cuando Réka habla en el vídeo, que se expresa con mucha seguridad, es muy dulce y expresiva. Lo que necesitaba era potenciar su imagen y hacerla espejo de su alma.

¡Y lo hemos conseguido! Antes de ponerme manos a la obra, hablé horas con ella porque necesitaba conocer su personalidad, sus necesidades y qué objetivos conseguir con la asesoría de imagen.

Confianza en mí misma, verme más atractiva y estar cómoda con mis prendas. Además, quiero hacer mi estilo casual un poco más profesional.

Por tanto la comodidad para Réka es primordial para desenvolverse con naturalidad. Además, su medio de transporte es la bicicleta: ¡nada de faldas lápiz por favor!

¿Cuántas fases tiene una asesoría de imagen?

Normalmente, suelo enumerarlas en cuatro fases:

  • Conocer a mi clienta: saber todo lo que necesita, cómo es su rutina diaria, a qué se dedica, qué estilo tiene… qué ropa le gusta y qué no le gusta. Necesito ponerme su piel para ofrecerle lo que está buscando.
  • Análisis de color: detecto cuál es la paleta de colores más favorecedora para ella. Es la fase más importante porque se verá inmediatamente más atractiva y segura de sí misma.
  • Análisis morfológico: la forma de su cuerpo y sus proporciones me indicarán qué prendas debe usar y cuáles evitar en cualquier situación.
  • Jornada de compras: después de haberle propuesto los estilismos que formarán parte de su fondo de armario, nos vamos juntas a comprar las prendas con las que, por fin, se sentirá a gusto en todo momento y lugar.

Después de lo que te he contado y has visto, ¿qué te ha parecido el vídeo? ¿Te imaginabas así una asesoría de imagen?

Un abrazo!

Jessica Ingrid.

¿PREPARADA PARA DEFINIR TU ESTILO?

Suscríbete y recibirás mis 10 consejos para tener más confianza en ti misma y mejorar tu estilo. ¡Ebook gratis!


Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *





x