¡Cuánto me alegro de verte por aquí!

Encantada de compartir contigo
todo lo imprescindible para renovar tu estilo.

Desde mañana, más guapas que hoy.

Sígueme.

 

5 PAUTAS ÚTILES E INDISPENSABLES PARA LAVAR BIEN LA ROPA

La imagen también es cuestión de olores

Vale, un mal día lo tiene cualquiera. Te has olvidado ponerte el desodorante y quieres te trague la tierra.

Pero esto puede pasarte… una vez cada… ¿año?

Con la ropa hay que tener el mismo cuidado. Puedes mantener una rutina de duchas diaria, pero si las prendas no huelen bien, es como si no te hubieses aseado.

Cómo lavar bien tus prendas - Style Me, Stylist!

5 pautas útiles e indispensables para lavar bien la ropa

  1. Tres son los productos indispensables: quitamanchas, jabón y suavizante.
  2. Sigue las indicaciones de las etiquetas, que en general te indicarán de lavar con un programa delicado a 30º o frío. Si no hay manchas sobre las prendas, mejor lavar a temperatura fría, porque el calor a la larga estropea las propiedades de los tejidos.
  3.  Siempre, antes de poner las prendas a lavar, rocía con quitamanchas las zonas de las axilas, cuello e ingles.
  4. Utiliza poco jabón, o por el contrario los tejidos perderán su brillo natural. Y usa siempre suavizante. Un truco es poner directamente en el tambor de la lavadora el tapón con el jabón, en lugar de ponerlo en su cajetilla correspondiente.
  5. Lava pantalones, faldas, camisetas y sudaderas del revés, para que no se desgasten sus colores ni los tejidos.

Otros consejos súper importantes

  • En el trabajo la higiene es más importante que trabajar bien. Sé que soy muy exagerada, pero a nadie le gusta trabajar al lado de alguien que no cuida su higiene (incluyendo la limpieza de la ropa).
  • Las prendas de trabajo, no se tienen que volver a usar dos días seguidos y mucho menos sin haberlas lavado después de un día uso.
  • Solo con un día de uso, las prendas pierden el perfume a limpio y se les pega el olor de tus emociones (estrés, dolor, agobios…), del transporte público y de las cafeterías.
  • No hay que mezclar la ropa con toallas, trapos de cocina o íntimo. De lo contrario se les pegará el olor a humedad y solo te quedará meterle fuego a tus prendas.
  • En el mismo cesto de la ropa, separa la ropa en distintas bolsas por categorías: una para el íntimo, otra para tu ropa de trabajo, otra para la de tiempo libre, etc.

 

 Lava las prendas por categorías de tejidos y ponlas a secar en un lugar apartado de olores y humedad

Mucho te he hablado de la calidad de los tejidos en mis artículos anteriores.

Esto también se aplica en los lavados. Por tanto, lava tus prendas por categorías de tejido. Fíjate cuáles son sus componentes y colores: no mezcles lana con vaqueros, o viscosa con seda.

De aquí viene la importancia de no mezclar, tampoco en la lavadora, tu ropa de trabajo con la de tiempo libre.

De esta manera, estarás lavando por tejidos, y no se desgastarán los colores ni la brillantez de la tela.

Otra cosa muy importante. Nunca ningún olor proveniente de la cocina (ni de las cocinas de tus vecinos…), tiene que entrar en contacto con tu ropa. ¡A cerrar puertas y ventanas!

 

Conclusiones

Cuando pongas a secar tus camisas, cuélgalas en perchas, para facilitar el planchado. Así no se daña la tela con las cuerdas del tendedero.

En tu armario, cuelga las prendas de oficina en perchas: no solo camisas, sino también pantalones, faldas y vestidos.

¿Y tú, tienes algún secreto para conservar tus prendas como nuevas?

Un fuerte abrazo.

Jessica Ingrid.

¿PREPARADA PARA MEJORAR TU ESTILO?

Suscríbete ahora y recibirás GRATIS los 10 Mandamientos de la mujer inteligente que viste con estilo sin gastar una fortuna.


Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *





x