[VÍDEO EN DIRECTO] ¿CÓMO PUEDO ESTAR MÁS A GUSTO CON MI CUERPO?

¿Cómo puedo estar más a gusto con mi cuerpo?

¿Sabías que, sobre 100 mujeres encuestadas, el 30% no se siente a gusto con su cuerpo? Es un dato muy importante, teniendo en cuenta que estas mujeres, hasta no sentirse a gusto con su cuerpo no quieren renovar su estilo, aunque lo estén deseando desde hace años.

¿A ti también te ocurre?

Si te has apuntado al workshop online gratuito del lunes 29/04, habrás recibido como regalo de bienvenida el ebook “Cómo rejuvenecer tu estilo en 5 días con mente, armario y moda”.

Si lo has leído, habrás notado que buena parte de su contenido trata de autoestima, fortalezas y el daño que hacen la necesidad de aprobación y el deseo de perfección.

Limitaciones y miedos que vive nuestro cuerpo por los pensamientos

No sentirse a gusto con el propio cuerpo, trae limitaciones y miedos. Y tú no quieres vivir así, ¿correcto?

  • Decides no ir a fiestas o eventos sociales porque crees que te juzgarán.
  • Evitas renovar y reavivar tu estilo, por tanto te privas de emociones agradables.
  • Ir a la piscina o a la playa es un suplicio.

En todas estas situaciones hay tres protagonistas: tus pensamientos, tu cuerpo y las demás personas.

De estos tres, los dos más importantes son tus pensamientos y tu cuerpo. Las demás personas, veremos luego cómo gestionarlas.

Cómo mejorar la relación con tu cuerpo

Para mejorar la relación con tu cuerpo, una alimentación equilibrada y hacer ejercicio a diario no son suficientes, si sigues machacándote con juicios negativos. Esto es un círculo vicioso.

Por otro lado, los juicios negativos hacia tu cuerpo retrasan más el tiempo para conseguir tu objetivo.

Mi consejo es ver el deporte como fuente de energía y fortaleza para tu mente. Por tanto, quitar la atención del cuerpo y centrarte en los beneficios que tendrá en tu mente.

Tu cuerpo, nunca será como tú quieres, si no te respetas con amor.

Los beneficios de la meditación para el cuerpo

Sin pensamientos nuestra mente es una tabla rasa. Los pensamientos se fabrican y por tanto decidimos qué pensar de nosotras y de nuestro cuerpo.

Hace unos días te escribía en la newsletter qué pasaría si tuvieras 50 euros para gastar en 1 pensamiento. ¿En qué pensamiento invertirías esos 50 euros? ¿En uno que te hace sentir plena y feliz, o en uno que te lastima?

Ya ves como las acciones dirigidas a hacernos sentir mejor, son una inversión.

La meditación, sirve para centrarte en todas las zonas de tu cuerpo desde el amor y el cariño, a través de la respiración y aprendiendo a alejar pensamientos o juicios que lastiman tu ser.

El objetivo de la meditación no es llegar a la mente en blanco, sino aprender a alejar los pensamientos que vienen.

Es decir, llega un pensamiento, lo alejamos. Llega otro pensamiento, lo alejamos. Y mientras tanto seguimos concentrándonos y escuchando nuestra respiración.

Hay meditaciones guiadas que sirven específicamente para mejorar la relación con tu cuerpo.

Si tu objetivo es sentirte mejor con él y con tu estilo, entonces decídete por acciones y pensamientos que te acerquen a tu objetivo.

Cuando temes el juicio de los demás

Cuando temes el juicio de los demás, observa si lo que estás buscando es su aprobación. Quizás hasta que no te sientas perfecta, no quieres encarar situaciones que te provocan tensión. El problema es que esto puede durar para siempre y no te deja disfrutar de momento alegres.

La necesidad de aprobación o una actitud de “todo o nada”, son actitudes que minan nuestra tranquilidad y generalmente son necesidades de nuestro ego, y necesidades vitales.

Si el juicio negativo de los demás es real, es decir, si verdaderamente estás sufriendo acoso y discriminación, entonces naturalmente no estás con las personas adecuadas. Pueden llegar a ser incluso familiares.

Conclusiones

A través de la meditación, yo te invito a escuchar tu cuerpo. Por años tu cuerpo ha llorado y has intentado de todo, acostumbrándote al llanto.

Tu cuerpo es tu mejor amigo y tú eres la mejor amiga de tu cuerpo. Si cambias tu forma de dirigirte a él, podrá cambiar el concepto que tienes de las zonas que para ti son conflictivas, dedicándole frases amorosas. Como si fuese un niño o una niña pequeña.

Es un amor que nutre a un nivel muy profundo. Si no juzgas tu cuerpo, entonces tendrás una relación buena con él.

Entre más practiques, más amor tendrás con él. Tu cuerpo te mantiene a salvo y te quiere, te nutre. Dale lo mismo, atiéndele y evítale motivos para el llanto.

Un abrazo.

Jessica Ingrid.

WORKSHOP ONLINE GRATUITO 29/04 19:00

Aprende a combinar looks para verte más atractiva sin renunciar a tu personalidad


Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *