[VÍDEO] CÓMO LA CRISIS DEL SECTOR MODA OBLIGA A SER SOSTENIBLES

¿Por qué el Covid-19 ha acelerado la crisis del sector moda?

Como estilista personal, me he visto muy afectada por la situación generada por el Covid-19. No solo a nivel personal, sino también profesional.

Esto me hizo necesitar un tiempo de recogimiento y análisis, para saber hacia dónde dirigir mi negocio y qué tipo de contenido ofrecer mientras dure esta situación.

Hoy quiero contarte cómo he podido constatar que no soy la única profesional del estilo y la moda que está jodida. Sino el entero sector industrial de la moda.

Las personas que trabajamos en este sector, viviremos la consecuencias del Covid-19 incluso muchos meses después que éste haya pasado. ¿Cómo podemos solucionarlo?

¿Cómo hablar de estilo y moda si lo que necesitas es recogimiento?

El estilo y la moda no se encuentran en los eslabones básicos de la supervivencia aunque sí juegan un papel fundamental en el cuidado personal y en cómo expresamos la belleza que hay en nosotros.

Pero, ahora mismo, a menos que sea por distracción, las mentes no están deseando zapatos nuevos, por así decirlo.

Entonces, ¿cómo hablar de estilo y moda cuando el estado de ánimo común es de recogimiento y preocupación?

Como granito de arena, he decidido compartir qué está pasando realmente en el sector moda en este momento y cómo esta situación cambiará los hábitos de consumo de las personas.

Covid-19 y crisis en el sector moda: ahora sí se piensa en la sostenibilidad

Cuánto te voy a compartir, influencia por supuesto mi trabajo y el de otros profesionales como yo.

La moda se está viendo obligada a tomar acción hacia la sostenibilidad. Desde hace años se viene insistiendo sobre esto, puesto que la industria textil es una de las más contaminantes del planeta.

La moda es un sector altamente competitivo donde las marcas tienen que estar creando y produciendo constantemente. No solo pagando poco a sus empleados sino incluso, como es el caso de las revistas, pidiendo que los profesionales trabajen gratis o «colaborando».

Por tanto, el Covid-19 está forzando la necesidad de una economía sostenible y que se considere seriamente prioritaria.

Es en un momento de reflexión seria.

E-Commerce y servicios: es hora de ser creativos

Esto no quiere decir que la creatividad de sus diseñadores y profesionales se encuentra paralizada. Todo lo contrario. Siguen trabajando en sus próximas colecciones aunque la producción esté parada.

Por eso, si tú creativa o creativo me estás escuchando, no pares de crear en esta situación porque es cuando más nos necesitamos.

De una parte, este encierro nos está haciendo reflexionar considerándolo como una oportunidad.

De la otra, nos está obligando a reinventarnos profesionalmente, ahora más que nunca. En este momento entendemos el gran poder y la importancia de tener abundancia económica.

Inicialmente, se pensó que plataformas e-commerce de moda no se verían tan afectadas.

Sin embargo, en pocas semanas esto se descubrió como una percepción falsa, ya que la gente no tiene ánimos de comprarse nada y prefieren sacar partido a su armario antes que ponerse a desear algo que no tienen.

De un punto de vista más filosófico, como afirma el analista y periodista Tim Blanks en Business of Fashion (plataforma online de análisis del sector moda), podemos considerar esta época como un nuevo Renacimiento.

Estamos viviendo un renacimiento creativo como esperanza para el futuro.

Crisis y moda: tendrás que cambiar tu forma de comprar

Como personal shopper también preveo que los hábitos, las preferencias y los sentimientos de los compradores cambiarán y se harán más conscientes.

Los consumidores por fin se harán más responsables de «el menos es más» y que «la calidad es mejor que la cantidad».

De una parte, hay un exceso de oferta de servicios de asesoría de imagen sobre la demanda. Esto me obliga a pensar en mi profesión en otros términos, dirigiendo mi marca personal hacia otras oportunidades más creativas.

De la otra, hay un exceso de oferta de ropa inútil, sobre la real necesidad: las personas tienen que aprender a comprar solo lo indispensable y aprender a elegir bien.

Tienes que aprender qué te favorece para cuidar tu imagen, tu dinero y tener buen estilo. De lo contrario, jamás pensarás de forma sostenible y, por tanto, no comprarás de forma sostenible.

Y aún así, sé que cuando todo esto termine, las mujeres que todavía conservan su empleo, irán corriendo a las tiendas para renovar sus fondos de armario.

No por puro consumismo, sino por el simple deseo de verse con nueva ropa y con una imagen renovada tras semanas (o meses) de encierro.

Si en esto último te ves reflejada (yo sin duda sí), entonces desde ahora empieza a pensar de forma sostenible.

Piensa en la calidad, en el pequeño comercio, en el buen diseño, en valorar las artesanías y en descubrir la belleza de las prendas y del calzado hecho con cariño, amor y legado.

Y a ti, ¿qué te está haciendo reflexionar esta situación? ¿Cómo se ha visto condicionado tu trabajo y tu estado de ánimo?

¿QUIERES MÁS COLOR Y ELEGANCIA EN TUS LOOKS?

¡Recibe mi masterclass gratuita! Cómo salir de tu zona de confort para reavivar tu estilo


Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *