¿QUE PASARÁ CON LA MODA CUANDO LA CRISIS TERMINE?

¿Qué pasará con la moda cuando la crisis termine?

Quizás nada volverá a ser lo mismo. Toda nuestra vida será diferente en base a cuánto nos haya tocado vivir y a cómo hemos decidido comportarnos frente a esto.

En mi caso, esta situación me dio un descanso. Me hizo apreciar el recogimiento y la lectura espiritual porque, por las dudas, quiero intentar llevar mi corazón hacia la paz.

Cada día me despierto con emociones encontradas. En un minuto puedo cag***rme en todo y al minuto siguiente sentirme tranquila aplicando la lectura de «Un curso de milagros».

También estoy descubriendo cómo puedo reinventar mi actividad de estilista personal para hacerla rentable durante y después de esta situación.

Sin duda, quienes somos más conscientes de la importancia de una vida sana, ordenada y saludable, vamos a querer un planeta saneado, eliminando el consumo excesivo y ciego.

Ya no hay oferta y mucho menos demanda

Esta crisis está golpeando mucho la moda y seguirá haciéndole daño por mucho tiempo incluso después que todo se haya solucionado…

Quizás ha sido el karma de años de superficialidad, ostentación, ríos contaminados de tintes y riegos de agua en las kilométricas extensiones de los campos de algodón.

Ahora no hay oferta ni hay demanda. Y cuando haya oferta, no va a haber suficiente demanda. Así que, poco a poco…

¿Esta crisis golpeara a todos por igual? No.

  • Las fuertes conglomeraciones de la moda sobrevivirán pero se quedarán cojeando y en breve te explico por qué.
  • Tampoco nos olvidemos de los pequeños y ágiles empresarios que todavía estamos luchando por hacer nuestra actividad rentable.
  • Los grandes conglomerados están mejor equipados y tienen los recursos para sobrevivir a las dificultades. Sin embargo, dependen de enormes volúmenes de consumo superficial. ¿Quién necesita todo ese producto?
  • Por otro lado, que personalmente me gusta más, podemos ver un regreso de los productos pequeños, hermosos, producidos y vendidos por artesanos locales cualificados.

Y me gustaría recalcar la palabra cualificado porque la mayoría de las veces, cuando «nuevos diseñadores de moda sostenible» me han mostrado sus trabajos, eran horribles por no tener un sentido de la belleza y del arte decentes.

Por eso insisto en artesanos locales cualificados. No en diseñadores improvisados que llaman a la sostenibilidad en vano sin sentido estético.

¿Volvemos a las artesanías locales cualificadas?

En la actual situación, que en Italia es particularmente dura, la industria de la moda es el segundo mayor contribuyente a la economía nacional del país.

Y es el único lugar del mundo donde las antiguas habilidades artesanales se han convertido a lo largo de los años en procesos industriales únicos.

A propósito de las artesanías locales, también me gustaría recordar América Latina, África, Oriente, Asia… donde en pequeños pueblos se producen a pequeña escala auténticas bellezas de prendas y calzados.

Por eso soy optimista ante un regreso a la producción más pequeña, auténtica y artesanal.

Aunque suponga una mayor inversión para el consumidor. Porque en este caso, estaríamos privilegiando la calidad y autenticidad a la cantidad y producción frenética.

También creo que la creatividad y la elegancia de la moda realmente alegrará nuestras vidas cuando salgamos otra vez a la calle.

La creatividad y la invención no se detienen, incluso ahora. Los diseñadores de moda no están descansando.

A pesar de las evidentes e inevitables dificultades, están trabajando en las nuevas colecciones sin parar y con los medios que tienen ahora a disposición.

Esta crisis es una oportunidad para quitar lo superfluo y acabar con la economía de la influencia.

No importa el cuánto, sino el cómo. ¿Qué más da hacer una colección pequeña cuando el mensaje puede ser el más fuerte de todos los tiempos?

Es un momento para sembrar nuestro cuidado personal

Dicen que los tiempos difíciles son un terreno fértil para sembrar. Pero hay que saber qué y cómo sembrar. Por eso, pararse un poco y reflexionar por unos días nunca viene mal.

La pandemia nos ha obligado a centrarnos en sobrevivir, respirar y parar. Pero una vez que recuperemos nuestra vida social y salgamos a la calle, necesitaremos belleza, color, alegría incluso en el vestir, para poder vivir de nuevo y no sólo sobrevivir.

Cuando esto ocurra, entonces la industria de la moda y los servicios de estilo podrán evolucionar para bien. Saliendo de la superficialidad y redescubriendo su verdadero propósito de siempre, que es la belleza.

Belleza entendida como autenticidad, remedio y plenitud.

¿Qué es para ti la belleza? ¿Cómo crees que el estilo puede contribuir a la belleza interior?

¿QUIERES MÁS COLOR Y ELEGANCIA EN TUS LOOKS?

¡Recibe mi masterclass gratuita! Cómo salir de tu zona de confort para reavivar tu estilo


Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *